Paisajes y esculturas

25/04/2015

Con la muestra de Begoña Uriarte descubrimos un espacio en el que la escultura se funde con la pintura. A vista de pájaro nos adentramos en un sugerente universo de recogimiento y de libertad, de espacios vitales cerrados, de urbes lejanas. En contraste y al mismo tiempo sus singulares paisajes realizados con materiales reciclados incorporan la visión aguda de quien ve más allá de lo aparente, jugando con lenguajes, materias y, también, con el espectador.

Por su parte, Julia Castro nos acerca su introspección poética a través de un tenaz y combativo cuerpo a cuerpo con materiales tan difíciles de dominar como el vidrio. Para ella la dificultad es un reto, y nos asombra sobremanera la delicadeza con la que nos presenta sus flores atemporales, sus coloridos nenúfares, sus hipnóticas instalaciones…. confiriendo una sensación de ligereza e ingravidez a piezas que son todo lo contrario.

En ambas artistas es estimulante ver cómo solucionan esos retos de expresión fronteriza entre lenguajes dispares, cómo  construyen su discurso aunando materiales nobles y de desecho  y comprobar la facilidad con la que sensorialmente nos llegan.

También te puede interesar...

A %d blogueros les gusta esto: